Terapia infanto-juvenil

Terapia Infanto-Juvenil

Durante las intervenciones psicológicas dirigidas al púbico infanto-juvenil utilizamos a nuestros perros de apoyo terapéutico para crear un contexto relajado e informal donde los jóvenes y menores se sienten cómodos, lo cual facilita la labor del psicólogo ya que la presencia del perro y la atmósfera que crea contribuye a que los participantes se comuniquen con más facilidad y expresen mejor sus emociones y sentimientos.

Nuestro modelo terapéutico está basado en el desarrollo de la inteligencia emocional. Dado que las emociones son parte central de nuestra personalidad y rigen nuestra conducta, a través de las intervenciones pretendemos que los participantes aprendan a comprender el significado de las emociones y reorientar la energía que generan para aprovecharla de forma positiva.

Trabajamos en el tratamiento de:

Problemas en la escuela y mejora del rendimiento académico.
Fracaso escolar.
conducta en el aula.
TDA/H

Problemas de conducta.
Control de la ira y la agresividad.
Control de la impulsividad.
Aumento de las habilidades sociales.

Problemas del estado del ánimo.
Despresión, distimia, baja autoestima.

Problemas de ansiedad.
Ataques de ansiedad, estrés postraumático, miedos, fobias, obsesiones-compulsiones, fobia social.

Trastorno del espectro autista.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies